Ready Player One, de Enerst Cline > novela para frikis ochenteros

Supongamos que sabes quién es Mazinger Z, qué es un condensador de fluzo y cómo sonaba la fanfarria de John Williams para los títulos de crédito de Star Wars. Supongamos que jugaste a Space Invaders y que Juegos de Guerra  te volvió loco. Bien, si conoces todo esto es porque también acumulas horas y horas de videojuegos de los de antes, de los de la moneda de 25 pesetas y pocas vidas. Los recreativos de toda la vida si naciste en el siglo XX.

Ahora imagina la novela más friki jamás escrita. En serio. Intenta imaginarla. Y ahora atención, te regalo un título: Ready Player One.

Ready-player-one-caravanasEscrita por un tipo llamado Ernest Cline, que usó un Delorean para promocionar la novela en EEUU disfrazado de Cazafantasmas, la novela nos lleva a un futuro no muy lejano (2044) donde los pobres son muy pobres y los ricos muy ricos. Hasta ahí nada que no hayamos visto (vivido) antes. La novedad comienza cuando, para relativizar esas desigualdades, un par de ingenieros diseñan OASIS, una plataforma VR donde se puede llevar una doble vida al más puro second life, pero con gráficos híper realistas. Hasta tal punto es poderosa OASIS que la educación se realiza bajo esa plataforma como método de ofrecer la igualdad de condiciones a toda la población mundial.

Cuando uno de esos ingenieros muere, anuncia a bombo y platillo que su inmensísima fortuna irá a parar íntegramente a la persona que encuentre un «huevo de pascua» que ha escondido en su plataforma virtual. Para poder alcanzar dicha gloria los aspirantes deben encontrar tres llaves con las que podrán acceder a las pistas que les conduzcan al lugar del trofeo.

Obviamente la población mundial se vuelve loca intentando encontrar ese premio. Se forman asociaciones, se editan catálogos, alianzas… y hasta la más poderosa empresa del mundo se lanza a la búsqueda para lograr ese premio. Un premio que le permitiría hacerse con la mismísima plataforma OASIS y así dominar el mundo. Y para ello, desde luego, no va a escatimar recursos ni va a andarse con remilgos.

En medio de este follón tenemos a nuestro protagonista, el chaval inadaptado con el que en dos páginas habremos simpatizado. Pobre de solemnidad, graciosete, avispado, con recursos, valiente pero no temerario, caballeroso… y amante de la cultura ochentera. Todos los ingredientes para ser un buen personaje.

Wade Watts, que es como se llama nuestro protagonista ha visto todas las películas imaginables de aquella década, ha jugado a todos los juegos e incluso ha leído cuantos libros frikis se publicaron, para comprender al creador de OASIS y poder encontrar el tesoro. Además se ha enamorado de un avatar femenino y no conoce cómo son en verdad ninguno de sus amigos.

Seamos realistas. No es la mejor novela que os podáis imaginar, pero tiene grandes momentos de emoción y es un absoluto placer si ya apuntabas maneras frikis hace tres décadas. Siendo la novela friki por excelencia no es apta para todos los públicos ya que exige tener un bagaje cultural determinado para poderla disfrutar plenamente debido a sus mil referencias a juegos, películas, series, música… de los ochenta y algo de las décadas anterior y posterior.

Camisetas Klan

Si conoces a alguien que se denomina friki o bien te tú mismo, esta es tu novela. Genial de principio a fin y atención, Warner ha comprado los derechos para convertirla en película y se rumorean grandes nombres tras las cámaras.

Todo sobre la novela y su legión de fans en su propia página: http://readyplayerone.com/

Y para que conozcas a su autor:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.