La entrada al infierno

Tras este inmenso espacio de 15×15 m vemos unas puertas que dan acceso al Ludus Magnus… vía directa hacia la muerte segura. Sólo una luz proyectada en la pared izquierda nos puede ofrecer alguna esperanza, aunque por el ángulo y ciertas sombras sospechosas, puede que no sea más que una quimera o un sueño inalcanzable.
Cada biped, como suele ser normal cuando dibujo, tiene 168 cm de alto, mi estatura. Eso me sirve para guiarme con el tiro de cámara de mi propia cámara (61mm). Normalmente en el corto suelo usar 35mm, variándolo según necesidades, claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.